Flor del desierto




"A continuación, sin mostrar ninguna compasión, se limitó a realizar su labor, pero la cuchilla no estaba bien afilada y tuvo que pasarla una y otra vez. Se podía oír cómo se rasgaba la piel. Tardó mucho tiempo. Me metió un palo en la boca y me dijo que le diera la mano. Cuando acabó de cortar, cogió unas espinas, atravesó lo que quedaba de los labios de la vulva con ellas y usó hilo para cerrar."

1 comentarios:

migataizar 9 de febrero de 2011, 2:09  

ES MARAVILLOSO TU DIBUJO. ASÍ ES COMO YO LA VEO, ENHORABUENA!!

Publicar un comentario